SANTOS LAGUNA

inicio
Siguenos en:
logo de santo laguna

“Espíritu, Agresividad, Carácter e Intensidad son cuatro pilares muy importantes de nuestro ADN”: Fentanes

27 de Diciembre del 2018 10:00 am.

Torreón, Coahuila, 27 de Diciembre de 2018.- De cara a lo que será la aventura en el Torneo Clausura 2019, el Director de Fuerzas Básicas de Santos Laguna, Eduardo Fentanes, habló sobre diferentes aspectos relacionados al tema formativo, así como sus expectativas con cada uno de los representativos verdiblancos.

¿Cuáles son los objetivos del área de Fuerzas Básicas para el siguiente semestre?

“El Clausura 2019 es un nuevo torneo, pero para nosotros también es cierre de temporada. El principal objetivo es lograr que la mayor cantidad de jugadores del área avancen en sus procesos individuales, y así estén listos para dar su siguiente paso, ya sea subir de categoría o consolidarse como jugadores base de la categoría actual. Alterno a este proceso individual, por supuesto que queremos competir como equipos y lograr mejores resultados y posiciones que el torneo anterior”.

¿Qué tanto ayuda la infraestructura que tiene Santos para el desarrollo de jugadores?

“La ayuda que da toda la infraestructura con la que contamos aquí es fundamental en el proceso formativo de nuestros jugadores, no solo porque deportivamente se les provee de todo lo necesario para su desarrollo en las diferentes áreas que exige el futbol actual, sino también porque se les cobija y se les dan guías claras para crear buenos hábitos en su vida personal”.

¿Cuáles consideras que son las principales características que debe tener un juvenil santista?

“Espíritu, Agresividad, Carácter e Intensidad son cuatro pilares muy importantes de nuestro ADN. Para nosotros en Fuerzas Básicas es primordial que cada semana nuestros jóvenes salgan a la cancha y dejen bien claro que son poseedores de este ADN”.

¿Qué le puede aportar Eduardo Fentanes al trabajo formativo del Club?

“Luego de conocer en estos casi tres meses el funcionamiento del área, tengo más claro todo y he ido encontrando espacios para aportar conceptos y experiencias personales, acordes a lo que la institución busca, a entrenadores y jugadores. Sin duda que la primera gran aportación que puedo hacer es seguir estimulando el auto desarrollo de nuestros profesores-entrenadores y preparadores físicos, confiando en sus grandes capacidades formativas.

 En verdad tenemos mucha gente muy bien preparada aquí. También y en conjunto con áreas que ya estaban funcionando, tales como psicología y desarrollo técnico, hemos diseñado protocolos de especialidad, con el objetivo que el número de jugadores “proyectables” se incremente. Poco a poco he empezado a incorporar cosas, estoy muy contento e ilusionado con todo lo que se puede seguir logrando”.